El intendente Claudio Orrego fue increpado e insultado por una veintena de personas en una visita que tenía relación con la entrega de subsidios habitacionales de la zona.

Lo que sería una entrega para 240 familias y el encuentro con empresarios de la Cámara de Comercio y Turismo de la comuna de Til Til, se convirtió en un mal rato para el intendente Claudio Orrego cuando fue increpado por vecinos del sector que se manifestaron en contra del proyecto Centro Integral de Gestión de Residuos Industriales (Cigri).

El nuevo vertedero, aprobado el 29 de diciembre por la comisión de evaluación ambiental de la Región Metropolitana, será construido en 43 hectáreas y, según algunas estimaciones, recibirá el 75 por ciento de los residuos peligrosos de la Región. El Centro se ubicará a tan solo 3 kilómetros de la localidad de Rungue.

Pese a la incómoda situación que experimentó Orrego, quien fue escoltado por fuerzas policiales, la Intendencia Metropolitana minimizó la situación y no emitió opinión al respecto, según afirmó Radio Adn.