El hecho ocurrió el 4 de mayo pasado cuando  en el programa “Conectados con Agricultura” cuando Sergio “Checho” Hirane se refirió a un vídeo publicado por un usuario de Twitter en que un vehículo del INHD se encontraba estacionado cerca del casino de punta arenas.

En la oportunidad el ex comediante y militar en retiro afirmó que “estábamos en la pausa y me llegó un vídeo donde hay un auto nuevo del Instituto de Derechos Humanos en el estacionamiento del casino Dreams: ¿Qué andaba buscando este auto del Instituto de Derechos Humanos allí? ¿Desaparecidos en las mesas de juegos? La verdad es que esas son las cosas que uno de repente le llama la atención con respecto al despilfarro de los bienes de todos los chilenos, de los recursos. Usted es el que financia la operación de todos los organismos del Estado, por eso que uno exige un Estado más eficiente”, expresó.

Ante esto Branislav Marelic Rokov Director del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) solicitó el pasado 16 de mayo a Radio Agricultura que aclarara y rectificara la información ya que era incorrecta. Según un comunicado emitido por la institución “ La sede regional arrienda un estacionamiento -nocturno y para días no hábiles- a un hotel de la ciudad, por el cual hay un contrato que fija las condiciones y precios. El contrato es con la empresa Republic Parking System Chile S.A., por tanto no hay ninguna relación con el casino que funciona en el edificio”, puntualizó.

Al respecto el INDH afirmó que las expresiones del conductor son“extremadamente desafortunadas, al referirse de manera inapropiada a las legítimas demandas de los familiares de víctimas de la dictadura que hasta el día de hoy, continúan la búsqueda de los cuerpos de sus familiares desaparecidos, a 27 años de la vuelta a la democracia”.

La solicitud del INDH fue acogida por Radio Agricultura, e Hirane expresó este 17 de mayo pasado  sus disculpas públicas por el hecho.

El Director del instituto Branislav Marelic afirmó que “el derecho de rectificación y aclaración es un mecanismo idóneo y compatible con el Derecho a la Libertad de Expresión, que permite sin recurrir al Derecho Penal, brindar un remedio efectivo para controvertir información errónea difundida por los medios de comunicación en Chile”.