A través de una denuncia ciudadana se conoció una concesión legal entre propietarios privados, Carabineros y la empresa ENAO E.I.R.L, la que a metros de viviendas y del parque Gómez Carreño recibe descargas irregulares de basura. Esto, pese a que la norma es que no se permiten rellenos en ejes de deslindes con predios vecinos y no deben causar daño en las parcelas vecinas, restringiendo que el material recibido incluya basura o residuos domésticos o industriales.

Los vecinos insisten que no hay medidas básicas de regularización ni fiscalización que tome muestra del tipo de desechos que se arrojan, su peso, tipo de escombros o procedencia. Pedro Montiel, dirigente vecinal, declaró a Bio Bio que además hay riesgo de que se produzca remoción en masa hacia el sector de Reñaca. “Hemos hecho solicitud a las autoridades locales y la intendencia regional para que se preocupen del caso de los rellenos de la cuenta del estero de Reñaca”, explicó el dirigente.

Pese a que formalmente el parque Gómez Carreño no es parte del sistema nacional de parques y áreas protegidas, el “Comité ecológico Parque Natural Gómez Carreño”, acompañado de académicos y vecinos ha realizado estudios para que el espacio de 536 hectáreas sea declarado Santuario de la Naturaleza. Se trata de un bosque esclerófilo costero, que cuenta con el caudal del Estero de Reñaca y colinda con la población de Gómez Carreño, Jardín del Mar, Glorias Navales y Reñaca.