Durante el pasado jueves, el presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), Hermann von Mühlenbrock, informó a los integrantes del comité ejecutivo una extraña situación: el hallazgo de un micrófono instalado en su oficina. 

Según consigna La Tercera, en la dirección de la Sofofa había sospechas desde hace tiempo sobre hechos irregulares con información confidencial. Una situación similar ocurrió en Carozzi, donde se contrataron los servicios de una empresa de investigación privada (Profacis), que confirmó la instalación de un micrófono en la oficina de uno de los directores, José Juan Llugany, vicepresidente de la Sofofa.

Tras las sospechas, en la Sociedad de Fomento Fabril decidieron contratar a la misma empresa, que identificó la presencia del aparato, que cumple funciones de micrófono, grabadora y cámara de video y además se activa desde un celular prepago. Al parecer, llevaba meses ahí y todavía se encontraba activo.

Tras el hallazgo, se llamó a un notario para que diera fe del hallazgo, mientras que este viernes se interpondrá una denuncia en Fiscalía.

Von Mühlenbrock llamó al comité ejecutivo de la Sofofa para informarles detalles acerca de la situación. También se reunió con Bernardo Larraín Matte, quien corre como candidato único para presidir el organismo, durante el próximo 31 de mayo. El empresario se comprometió a seguir adelante con las investigaciones para determinar a los responsables de la instalación del micrófono.