Pablo Salas, sargento segundo de Carabineros, fue detenido, desvinculado y formalizado después de descubrirse que le había robado un millón de pesos a una anciana que había fallecido, dinero que esta escondía debajo del colchón.

El ahora ex funcionario estuvo a cargo de cuidar la propiedad de Eliana González en Pichilemu en abril de 2016, quien falleció debido a su avanzada edad. “En marzo de este año recibimos un audio enviado por la Fiscalía Metropolitana Sur donde un sargento segundo de Pichilemu le comentó como una gracia a un carabinero de Santiago cómo había aprovechado de allanar el domicilio de esta mujer y había encontrado un millón de pesos escondido bajo el colchón”, aseguró Rodrigo Rebolledo, fiscal jefe de Pichilemu a Las Últimas Noticias.

El delito se descubrió porque el otro carabinero con el que se comunicó Salas en Santiago, estaba siendo investigado por fraude, por lo que su teléfono estaba intervenido. Pablo Salas quedó formalizado y con firma semanal mientras se cumple el plazo de 90 días que dure la investigación.

Italo Rocco, de la Tercera Comisaría de Pichilemu, afirmó que “se procedió de forma inmediata a desvincularlo y se está haciendo un sumario administrativo”.