La Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida rechazó el proyecto argentino-chino que pretende asentar una central nuclear en la Patagonia y llamó al gobierno chileno a no proseguir con acuerdos energéticos con Argentina mientras el gobierno trasandino “insista en poner en peligro” a la población de nuestro país.

La Unión de Asambleas Patagónicas (UAP), la Unión de Asambleas de Chubut (UACH) y la Unión de Asambleas del Kurru Leufu (Río Negro) hicieron pública una carta dirigida al Embajador de China en Argentina, Yang Wanming, bajo el título “En la Patagonia NO” para oponerse a la instalación de cualquier tipo de central nuclear en territorio patagónico.

El bloque ciudadano calificó la decisión del gobierno argentino de Mauricio Macri de “inconsulta, arbitraria e ilegal”, por querer implementar una fuente de energía “sucia, peligrosa y de alto costo” en el territorio patagónico.

Junto con eso, hicieron un llamado al gobierno chileno a “no proseguir con acuerdos energéticos con Argentina mientras este país insista en poner en peligro tanto a su población como a quienes vivimos en las cercanías de dicha potencial central nuclear”.

El acuerdo comercial entre Argentina y China fue sostenido el 17 de mayo para financiar la construcción de dos centrales nucleares. Una se ubicaría en la provincia de Buenos Aires y la otra en el sector de Sierra Grande, en Río Negro, una zona declarada patrimonio Mundial Natural Unesco y ubicada a 550 kilómetros del límite con Chile y 600 kilómetros de la región de Aysén.