Una investigación interna reveló que en Molvb, la filial de la estatal que produce molibdeno, se concretaron diversas irregularidades en los procesos administrativos. Por ejemplo, se detectaron pagos de bonos por cerca de 400 millones a ejecutivos de la firma, que no fueron aprobados por el directorio y giros de cheques que no cumplieron los procesos internos.

Según consignó BioBioChile, en Codelco reconocen las irregularidades, pero descartan delitos o fraudes. En paralelo, la auditoría desarrollada por la Contraloría a la minera estatal detectó gastos por unos US$400 mil en fiestas de fin de año y de unos US$170 mil por gastos misceláneos.

El reportaje sentencia que, entre 2012 y 2014, cuatro ejecutivos de Molyb recibieron bonos de desempeño por $393 millones en total, los que no fueron aprobados por el directorio en su conjunto y solo fueron visados por un director de la empresa: Rodrigo Toro, quien forma parte de la plana ejecutiva de Codelco.

Todo ocurrió antes de que la firma iniciara su producción, a fines de 2015. Las fallas ligadas al pago de los millonarios bonos tienen relación con las irregularidades encontradas en el ámbito de gestión de recursos humanos.

La auditoría interna, que está cerca de concluir, surgió a partir de una denunciada presentada a fines de 2015, donde acusaban al gerente general de Molyb, Gabriel Gutiérrez, de irregularidades en contrataciones y ascensos de familiares directos. Sin embargo, desde la empresa estatal aseguran que “la auditoría descartó todas las acusaciones o no pudo comprobar su veracidad”.

Sin embargo, las indagaciones permitieron identificar desviaciones a los procedimientos administrativos establecidos por Codelco. La revelación se da en medio de la disputa que mantiene la empresa con la Contraloría General de la República, luego de que se emitiera una investigación que da cuenta de contrataciones irregulares y tras el dictamen que asegura que el ex director de Codelco, Augusto González, recibió una indemnización de $ 511 millones al salir de la compañía en 2015.