“Entendemos que cada uno de sus deudos busquen explicaciones a las causas y circunstancias de la lamentable decisión que tomó don Rolando, y de la repentina pérdida de Don Juan”. Así comienza la declaración pública que aparece al ingresar al sitio web de Fruna, a propósito del escándalo destapado en un reportaje de The Clinic que revela las inhumanas condiciones laborales que experimentan los trabajadores de la empresa y que incluso llevó al suicidio de uno de ellos.

Frente a las muertes de Rolando Venegas y Juan Ramírez en una de sus fábricas y a su prontuario laboral, la compañía de confites se excusó afirmando que “nadie puede saber hoy qué tipo de conflictos y problemas afectaron a uno de nuestros trabajadores para tomar la decisión de quitarse la vida. Sin embargo, una decisión de este tipo, es normalmente motivada por muchos factores. Es por ello que encontrar una vinculación directa entre una supuesta situación laboral, y la decisión de nuestro trabajador, es absolutamente irresponsable”.

Fruna señala que de su parte ha habido cooperación con “todos los organismos e instituciones que profesionalmente intervienen en hechos como este: La Dirección del Trabajo, la Seremi Metropolitana, la Superintendencia de Seguridad Social y Policía de Investigaciones, y lo seguirá haciendo, pues es para nosotros una obligación legal y un imperativo ético”.

Finalmente, la empresa agrega que “por lamentable y trágica que nos parezca la situación, los hechos no corresponden a accidentes laborales, y así ha sido declarado por los organismos correspondientes”.

Lee la declaración completa acá: