El ministro del Interior, Mario Fernández, ratificó el respaldo que le ha dado el Gobierno al general director de Carabineros, Bruno Villalobos, a pesar de que este domingo el programa Informe Especial de TVN realizará un especial sobre sus vínculos con un caso de Derechos Humanos.

En el programa Estado Nacional de la misma casa televisiva, el vicepresidente de la República le bajó el perfil, admitió que fue informado de la situación y que ser “testigo” no es lo mismo que “participar” en el caso.

El llamado “Caso Manzano” se trata de una investigación que dirige el juez Mario Carroza sobre la muerte de Patricio Manzano, estudiante de Ingeniería de la Universidad de Chile, que falleció en misteriosas circunstancias en febrero de 1985.

Pese a que la causa se sobreseyó en el año 2015, la 5ta Sala de la Corte de Apelaciones ordenó al juez Carroza que realizara diligencias para indagar la presunta participación de organismos de inteligencia en el deceso del estudiante.

Bruno Villalobos aparecía en una lista de la Brigada de Derechos Humanos de la PDI donde figuran los funcionarios de Carabineros que participaron en la detención de estudiantes de la Fech ese 8 de febrero. La declaración fue recogida hace dos meses en la Escuela de Carabineros.

En esos años. el general era parte de una rama de las Fuerzas Especiales que trasladaban a los detenidos de las comunas de San Felipe, Lo Calvo, Patagual y Los Andes. Villalobos formaba parte de este último, sin embargo, habría expuesto que se encontraba fuera del recinto en el que los alumnos acusaron ser torturados por personal de la CNI y con los uniformados presentes.