El abogado Cristián Cruz, que representa a la familia querellante en la causa por la muerte del estudiante Patricio Manzano, donde declaró como testigo el general director de Carabineros Bruno Villalobos, aseguró que la familia no tiene dudas respecto de la participación de la autoridad policial en la muerte del joven en 1985.

Manzano participaba durante ese verano de los trabajos voluntarios de la FECh, junto a otros cien estudiantes. Sin embargo, hasta Los Andes llegó un piquete de Fuerzas Especiales de Carabineros que los detuvo, con Villalobos como uno de los tenientes a cargo del operativo.

“La familia no tiene mayor duda respecto de la responsabilidad de Bruno Villalobos (…) La familia pretende que se reconozca por sentencia la existencia del crimen y en segundo lugar, la participación de los responsables”, sentenció en Coopetiva el abogado.

Además, recalcó que Villalobos cumplía un rol de autoridad en la operación: “Era uno de los tres oficiales que iba a cargo de un numeroso contingente de fuerzas especiales que se dirigió a la Quinta Región interior con el exclusivo fin de detener a los estudiantes, que sin mediar delitos, provocación u otro, fueron no solo apremiados sino que algunos de ellos torturados, y producto de aquello falleció Patricio Manzano, entonces quiero insistir: Bruno Villalobos era el tercer oficial a cargo de ese grupo de Carabineros”.

Cruz cuestionó que la máxima autoridad de Carabineros haya asegurado que no vio ni recuerda nada: “Él lo que nos ha dicho es que no vio nada, no supo nada, no se enteró, me recuerda la famosa frase ‘no fui, si es cierto no me acuerdo’, él también ocupó el ‘no me acuerdo’ igual como otros tantos sujetos o represores que han declarado en causas de derechos humanos”.