El precandidato presidencial de Chile Vamos, Felipe Kast, participó este lunes en el programa “Aquí está Chile”, emitido por CNN y Chilevisión.

Preguntado sobre los derechos humanos y la situación de los condenados en Punta Peuco, dijo que respetará los acuerdos internacionales sobre los crímenes de lesa humanidad. Y luego explicó: “En nuestro país tuvimos una violación sistemática y muy brutal de los derechos humanos. Pero si soy de aquellos que cree, que no obstante ser un individuo autor de un crimen brutal y está en con una enfermedad terminal, no debemos olvidar el concepto de humanidad. Y esto no sólo va para los que están cumpliendo penas en Punta Peuco sino que también en las cárceles comunes”.

En otro momento del programa, y relacionado con el mismo tema el abanderado de Evópoli sostuvo que “necesitamos una centroderecha que no tenga miedo en decirle dictadura a la dictadura. Que seamos capaces de mirar las luces y sombras de nuestro pasado”. Fue ahí cuando la periodista Matilde Burgos le preguntó si siendo presidente invitaría a Nicolás Maduro, a lo que el precandidato respondió que “no, por ningún motivo. Sólo lo invitaría a que le devuelva la democracia a Venezuela”. Siguiendo en la misma lógica, preguntado sobre si invitaría al primer ministro de China, dijo: “Lo invitaría y le diría ‘usted vive en una dictadura’, pero lo invitaría porque afortunadamente en China hoy no se están asesinando personas de forma indiscriminada. E invitaría también a Raúl Castro, el presidente de Cuba, y le diría en su cara que [su país] es una dictadura, pero lo que está haciendo Maduro hoy día son asesinatos infraganti“.

Educación y Proyecto de Aborto

Sobre educación, Felipe Kast señaló que “si tuviéramos recursos infinitos me encantaría que la gratuidad fuera para todos”. Y agregó: “No voy a quitar ese derecho a quienes ya lo reciben, pero sí vamos a ofrecer un sistema solidario para el resto de los estudiantes”. Explicó que tal propuesta consistiría en que una vez titulados los alumnos aporten por 10 años el diez por ciento de sus ingresos. Lo mismo sucedería con las personas que reciben becas del Estado, devolviendo en parte lo que recibieron del país. En su opinión, todos esos recursos servirían para mejorar las pensiones, la salud y la educación preescolar.

Al ser preguntado sobre el proyecto de ley de despenalización del aborto indicó que es una materia “tremendamente dolorosa y no hay camino fácil. Soy consciente del derecho de la mujer a hacer lo que quiera con su cuerpo, pero es igualmente doloroso convencerla, en el caso de una violación, que está en la vida con otra persona”.

Enfatizó que “los que nos oponemos al aborto sabemos que estamos vulnerando un derecho de la mujer pero yo no estoy disponible”. Incluso expresó que “denunciaría al equipo médico que practique el aborto”. No obstante, en el caso que se aprueba la ley, indicó que “sería doloroso, pero pese a que yo la comparto, la vamos a respetar”.