Toda la madrugada en la calle, con más de 15 horas de espera en una de las noches más frías de este invierno. Eso es lo que cientos de padres y madres tuvieron que pasar para matricular a sus hijos e hijas al Colegio Salesianos, ubicado en La Alameda con Ricardo Cumming, en Santiago Centro.

Su objetivo es poder entregar mejor calidad en educación para sus hijos, así como también obtener una mensualidad más accesible. Por eso, equipados con mantas, gorros, guantes e, incluso, algún brasero, los apoderados enfrentaron la noche para participar en el proceso de ingreso por admisión de los estudiantes de séptimo básico y primero medio, según Radio Bio Bio.

Con la convocatoria realizada por parte del establecimiento, muchos apoderados decidieron llegar a este lugar para asegurar un cupo.

Según señaló una apoderada, hay 146 cupos para técnico-profesionales y 18 para los científicos humanistas de primero medio, mientras que existen 108 vacantes para séptimo básico.

El Colegio Salesianos, acogiéndose a la reforma a la educación implementada por el gobierno de Michelle Bachelet, optó por la gratuidad, el fin al copago y a la selección, sistema bajo el cual no se realizan pruebas de selección para el ingreso. Sin embargo, el sistema de no selección recién inicia en 2018 para matrícula de 2019 en la Región Metropolitana (las fechas de impleentación del Mineduc acá), por tanto, lo que están haciendo escapa a lo establecido por la ley de inclusión.