La viuda del dictador está internada desde el 26 de mayo en el Hospital Militar con un diagnóstico de neumonía por influenza. Las personas que la acompañan, a sus 94 años, detallan que estos son males “propios de su edad”.

Según el parte médico, Hiriart tiene depresión, demencia senil, además de una serie de trastornos digestivos, es por esto que cada cierto tiempo, debe ser hospitalizada. En 2016, fue operada por una trombosis en las caderas, según informa The Clinic.

A pesar de estar envuelta en distintas polémicas, como el caso de las propiedades de Cema-Chile y la pensión pagada por la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (Capredena) de $3,1 millones, que recibe desde la muerte de Pinochet el 10 de diciembre de 2006, sus cercanos señalan que tomando en cuenta su estado mental, es muy difícil que ésta sea juzgada.