Ariel Trangol, quien se encuentra en prisión preventiva por presunta participación en el incendio de una iglesia evangélica en Padre de las Casas, inició una huelga de hambre líquida.

Según informa Bío Bío, con esto ya son nueve las personas que han adoptado la radical medida en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Temuco. Trangol se suma a los ocho imputados por el caso Luchsinger Mackay que se adoptaron la misma medida el 28 de mayo pasado.

Hernán Catrilaf, Sabino Catrilaf , José Córdova Tránsito, Eliseo Catrilaf, Aurelio Catrilaf, José Tralcal, Luis Tralcal Quidel y Juan Tralcal Q. enviaron una carta explicando las razones de la huelga de hambre, relativas a un juicio justo en un plazo razonable, libertad mientras no se haya determinado su culpabilidad, y fin a la imposición de la Ley Antiterrorista.

Trangol, por su parte, niega todo tipo de participación en el caso del incendio a la Iglesia y afirma que se encontraba regresando a su casa cuando lo detuvieron.