Las elecciones legislativas celebradas en el Parlamento británico este jueves dejaron por primera vez una cifra muy relevante de diputados LGBTI. En total son 45 las y los parlamentarios declarados abiertamente gays, lesbianas, transgénero, bi o intersexuales que fueron elegidos por el pueblo británico, un 7% del total, seis más que en los comicios anteriores.

Según informa The Independent, por partidos, los nacionalistas escoceses del SNP son los que registraron una proporción mayor de electos del colectivo de la diversidad sexual, con siete de los 35 diputados que obtuvieron.

Además, hay también 19 diputados conservadores y otros 19 laboristas. El resto de partidos no tienen miembros de la comunidad LGTBI entre sus representantes parlamentarios.

La candidata laborista Sophie Cook, quien peleó para convertirse en la primera diputada transgénero perdió por más de 5.000 votos en el distrito conservador de Worthing East & Shoreham.

Otro hito se logró en las recientes elecciones británicas: 200 mujeres fueron elegidas diputadas, una cifra récord en la Cámara de los Comunes y que representa mayoritariamente al Partido Laborista.

Por otra parte, el Partido Verde tiene como única diputada a una mujer.

El anuncio de la reelecta primera ministra Theresa May de formar gobierno con los unionistas de Irlanda del DUP molestó tanto a los diputados de la diversidad sexual como a las mujeres parlamentarias. Esto porque el DUP ha sido de los partidos que ha mantenido restricciones al aborto y se opuso al matrimonio gay.