Debutó con una victoria. Argentina le ganó por la cuenta mínima a Brasil en un intenso partido disputado en Melbourne. Los trasandinos iniciaron su ventaja con gol de Gabriel Mercado un poco antes del entretiempo.

La selección de Argentina tuvo la oportunidad de abrir el marcador tempranamente, con un remate de Ángel Di María que pegó justo en el travesaño, tras pase de Paulo Dybala. En los primeros quince minutos del encuentro, sin embargo, la presión también estuvo ejercida sobre Brasil, aunque se apreciaron los primeros cambios de Sampaoli: Por ejemplo, salir del fondo con toques, olvidándose del pelotazo.

Durante el segundo tiempo, Brasil comenzó a encontrar los espacios en la defensa argentina y logró inquietarlos hasta el fin del encuentro. Gabriel Jesús y William tuvieron la oportunidad de cambiar el resultado del partido, pero ambos remates dieron en el travesaño.

Jorge Sampaoli se mostró confiado y tranquilo en la conferencia de prensa. El debut victorioso le permitió comenzar sus nuevos rumbos al mando de la selección de su país con el pie derecho.

“Valoro el entusiasmo y la actitud de los futbolistas. Defendieron la camiseta argentina con mucha grandeza, ganarle a Brasil siempre es importante”, sentenció el estratega. “Cuando uno transmite una idea, el receptor es muy valioso. Lo que más rescato del partido son las intenciones, falta un montón”, agregó.

Sampaoli manifestó que “el encuentro tuvo un primer tiempo donde nosotros tuvimos buenas situaciones. Y en el segundo ya nos costó un poco, tuvimos que modificar el sistema y nombres. El rival también presionó arriba y no nos dejó salir, y nos podrían haber empatado”.

El próximo compromiso de Argentina será el martes 13 de junio, desde las 9 horas, en Singapur, ante el seleccionado local.