Alejandro Guillier presentó las líneas programáticas de su candidatura ante un repleto Teatro Caupolicán, en un acto organizado por todos los partidos de la Nueva Mayoría, excepto la DC, que lleva candidata propia con Carolina Goic.

En su alocución, el periodista advirtió que “no retrocederemos un metro en las transformaciones que avanzan” y que se comenzaron a implementar en el Gobierno de Michelle Bachelet.

En el eje de educación, por ejemplo, su foco estuvo puesto en la educación técnico-profesional y los profesores, junto con comprometerse a que la educación gratuita llegue al 60 por ciento de los estudiantes más vulnerables y acabar con el Crédito con Aval del Estado, tareas pendientes de la presente administración.

Guillier mostró iniciativa respecto a las dificultades económicas que atraviesa el país. Para el senador, la solución pasa por diversificar la economía y abandonar el modelo extractivista basado en la exportación de materias primas.

No obstante, en sus trazos más concretos, solo propuso un programa de fortalecimiento a la producción, fortaleciendo los puertos de San Antonio, Valparaíso, Talcahuano y aquellos de la zona norte.

En seguridad social, el parlamentario anunció la creación de un sistema previsional solidario, cuya meta es lograr en 10 años que el 80 por ciento de los chilenos, que viven con la pensión básica solidaria, alcancen una cifra igual al salario mínimo.

Guillier propuso empujar las líneas en género y diversidad que ya arrancaron en este gobierno: matrimonio igualitario, formación sexual integral, identidad de género y aborto en tres causales. También puntualizó la necesidad de transformar en delito penal la violencia intrafamiliar e incluir responsabilidades parentales en los períodos de postnatal como de crianza de hijos.

Una de las medidas que más llamó la atención tiene que ver con migración. El candidato anunció la creación de una política en esta materia que busque entregar garantías a extranjeros, tales como acceso a la vivienda, educación, salud y trabajo, en condiciones similares a las que reciben los chilenos en el exterior.

Con respecto a pueblos originarios, el candidato insistió que estos “no son terroristas, están siendo acosados” y propuso el reconocimiento constitucional de estas etnias y sus derechos ancestrales.

En salud, Guillier subrayó que será una prioridad la presencia de especialistas en los servicios de salud de regiones y la salud primaria. También propuso un Plan Básico Universal que liquide las preexistencias de las isapres y la discriminación contra mujeres en edad fértil.

Además, habrá una rearticulación en materia de prevención del SIDA, ante los alarmantes números de contagio en los últimos años.

Sobre descentralización, uno de los ejes de campaña del senador, se anunció un cambio a la estructura tributaria, de manera que los impuestos que pagan las empresas queden en la región correspondiente. También deslizó la entrega de más poder a alcaldes y cores.

Finalmente, en materia de seguridad ciudadana, Guillier propuso aumentar el número de fiscales, oficiales de Carabineros y la creación de una “defensoría para las víctimas”.