Con la presencia del alcalde Roberto Jacob, el consejero regional José Montoya, la concejala Lucía Pinto, el subsecretario de Desarrollo regional Ricardo Cifuentes y el perro Chuleta (la mascota de la municipalidad) se colocó la primera piedra de la primera clínica veterinaria pública del país.

El encargado de hacerlo fue Claudio Ibáñez, intendente de la IV Región, quien durante el acto afirmó que “abandonar un animal o maltratarlo habla mal de una persona y por eso es que hemos levantado un proyecto de ley para regular la tenencia responsable. Ahora no va a ser mera voluntad, sino que ahora va a ser ley”.

El recinto médico estará ubicado en el Parque Gabriel Coll de la Serena y se espera que la infraestructura clínica entregue un total de 17.420 prestaciones anuales, 4 mil esterilizaciones, además de diferentes prestaciones veterinarias, como desparasitaciones, implantación de microchips y cirugías de carácter primario.

De acuerdo a El Observatodo, la clínica contará con servicios veterinarios, salas de consultas, pabellón para operar y una sala especial de capacitación para promover la tenencia responsable entre los vecinos de La Serena a través de charlas educativas y actividades.

La obra contempla una inversión de cerca de $200 millones y tiene un plazo de ejecución de 4 meses. Está siendo financiada con recursos de la Subsecretaría de Desarrollo Regional y del Programa de Mejoramiento Urbano.