El día de ayer se realizó una nueva sesión de la comisión investigadora del fraude en Carabineros, caso conocido como el Pacogate.

La jornada no contó con la presencia de los exdirectores de Finanzas de la institución, Iván Whipple y Julio Pizarro, antecesores de uno de los principales involucrados en el caso, el general (r) Flavio Echeverría -que actualmente está en prisión preventiva-.

“Si no asisten dos exgenerales que estuvieron a cargo de la dirección de Finanzas, la verdad es que va a ser complicado para nuestra comisión. Les dejo las cartas. No hay ninguna razón jurídica para que no asistan”, dijo el presidente de la comisión investigadora, Jaime Pilowsky (DC), según informó Bío Bío.

Una de las denuncias graves que se hicieron en la instancia fue la del diputado del PS Leonardo Soto, quien aseguró que los funcionarios habrían gastado millones de pesos en casinos. “Lo que me llamó la atención es que dentro de los reportes sospechosos que ha podido determinar la UAF (Unidad de Análisis Financiero) aparecen varias operaciones de gasto de los mismos uniformados que hoy día están presos que hacían en varios casinos. En varios de ellos gastaron sobre 400 millones de pesos”, dijo Soto.

El caso recuerda una arista del Milicogate, donde el cabo Juan Carlos Cruz gastó $2.400 millones en el casino Monticello.

Próximamente la comisión se reunirá con exsubsecretarios de Carabineros y con el presidente del Banco Estado.