Según reveló el Panorama Empleo 2017, las y los chilenos trabajan en promedio 200 horas más al año que el promedio de la Organización para el Desarrollo y la Cooperación Económica (OCDE). 

“En promedio, los trabajadores chilenos laboran 1988 horas al año, muy por sobre el promedio de 1776 de la ODCE”, sentencia el estudio. Además de Chile, el promedio solo se encuentra excedido por Grecia, Corea y Turquía.

Además de la extensa jornada laboral, el país también “destacó” por ubicarse entre los tres peores sueldos por hora en el grupo. En promedio, el pago ronda los 6,5 dólares por hora, muy lejos de los 16,5 en promedio de la OCDE. A la vez, la brecha de ingresos por género en Chile es de un 49,9%, mientras que el promedio se 39,0%, según consigna Diario Financiero.

Sin embargo, el reporte señala que las condiciones del mercado laboral “serán bastante estables en Chile los próximos dos años, mientras que lentamente mejorará su promedio con el resto de la OCDE”.

A la vez, el estudio revela que un 14,8% de las y los chilenos viven “los ingresos ajustados por el tamaño del hogar es menos del 50% de la renta mediana. Esto está ligado a los bajos salarios por hora”, acotó. No obstante, explican que “Chile se sitúa cerca del promedio de la OCDE sobre el nivel de inseguridad en el mercado de trabajo y la integración de grupos desfavorecidos como madres con niños muy pequeños, no nativos o personas con discapacidad”.