A través de una declaración pública, la coordinadora Ni Una Menos se refirió ante los hechos de abuso sexual denunciados por una ex estudiante de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile y a la posterior defensa del acusado por parte del partido en donde él milita, MTS y Pan y Rosas -México, símil de PTR- y Pan y Rosas Chile.

Al respecto, manifestaron su “apoyo total e irrestricto a la estudiante que realizó la denuncia de abuso sexual perpetrado por el profesor Sergio Moissen dirigente del partido Mexicano MTS. Nosotras no necesitamos de comisiones expertas para creer en la denuncia ¡Nosotras te creemos!”, consignaron.

Además, las organizaciones feministas de Ni Una Menos rechazaron de forma tajante “el actuar del partido MTS – Pan y Rosas de México y del PTR – Pan y Rosas de Chile en cuanto a llevar un proceso de investigación parcial, donde según la propia declaración del MTS, la compañera habría participado sólo una vez (cuestión que ella desmiente) y la resolución de aquel proceso de investigación unilateral en el que determinaron que ‘no había abuso sexual, pero si insensibilidad machista'”.

En este sentido, agregaron que “como mujeres feministas reunidas para combatir las violencias contra las mujeres, nos parece irresponsable y doblemente violento que una organización que libremente ha tomado la decisión de abrazar el feminismo, tenga este tipo de prácticas y que resuelva a favor de los intereses particulares de su partido y no de los intereses de la compañera víctima de abuso ni del movimiento de mujeres”.

A la vez, repudiaron el mitin organizado por MTS y Pan y Rosas México, en las dependencias de la Unam, pidiendo la restitución inmediata de Moissen, “acallando la denuncia de la compañera y las voces del movimiento de mujeres que les pidieron en varias oportunidades que no se realizara el mitin. Consideramos grave que una agrupación que se dice feminista, haga un llamado a acciones de este tipo sabiendo la violencia que significa para la mujer que ha denunciado y para el propio movimiento de mujeres, apoyándose en un proceso de investigación unilateral hecho por la propia organización. Todo nuestro apoyo a las compañeras que fueron a frenar esta acción pidiendo su derecho a hablar, derecho que les fue negado por Pan y Rosas y el MTS”.

Por otra parte, desde Ni Una Menos rechazaron la posición de Pan y Rosas Chile y de su partido PTR de apoyar a su símil mexicano y todos los procedimientos que llevó a cabo: “Rechazamos también su política de silencio durante estos días, sin haber sacado hasta el domingo 11 de junio su posición oficial, la cual desvía el eje central y pone la atención en el cuestionamiento que ha recibido la organización, evitando el debate y la participación democrática en una situación tan delicada. Junto con esto nos parece impresentable que el enfoque para lxs militantes de estas organizaciones NO sea el abuso sexual perpetrado por un profesor hacia una estudiante que se atrevió a denunciarlo, sino las implicancias que esto trae para su partido”.

Denuncia de intento de boicot a la Coordinadora

“Ante un hecho tan delicado, esperamos a realizar nuestra asamblea para poder tener una posición oficial por parte de las compañeras Pan y Rosas, ya que algunas participan de la Coordinadora. En dicha asamblea, celebrada el sábado 10 de junio en Conchalí, Pan y Rosas – PTR llevó más de 30 militantes de su partido, de las cuales aproximadamente 10 había participado previamente de nuestras asambleas, en un intento burocrático y patriarcal de imponer la política partidaria por sobre la auto-organización de las mujeres, hecho gravísimo que atenta contra la democracia interna de la Coordinadora y la construcción de una política feminista, anticapitalista y anti patriarcal”, sentencian.

En vista de los antecedentes, al inicio de la asamblea se acordó que no se podía votar, ya que no estaban las garantías democráticas para cautelar la autonomía de la Coordinadora y de los próximos acuerdos.

“Ante esto las compañeras de Pan y Rosas no presentaron ninguna moción ni objeción, dando así y bajo dicha premisa inicio a la asamblea. Pero, en el transcurso de ella, Pan y Rosas – PTR, pasando por encima del consenso de la asamblea y por sobre TODAS las compañeras que componemos la Coordinadora Ni Una Menos, exigieron que se realizara una votación para salir en apoyo a la vicepresidenta de la FECH, Bárbara Brito -militante del PTR que hoy por este mismo caso ve su cargo cuestionado, lo que terminó polarizando la asamblea entre NiUnaMenos y Pan y Rosas y atentando contra la democracia interna de una organización que reúne a distintas mujeres”.

En resumen, acusaron un intento ” vergonzoso de romper las organizaciones de mujeres independientes, entre las que se cuenta la Coordinadora NiUnaMenos con la política burocrática y patriarcal de su partido”, la organización declaró que Pan y Rosas -PTR no puede seguir participando del espacio, pues “la línea antidemocrática de su partido está intentando pasar por encima de TODAS nosotras, pretendiendo mantenernos en silencio ante un hecho gravísimo. Ante esto les decimos claramente que ¡NO NOS CALLAREMOS!”.

“La Coordinadora NO se ha quebrado y que todas quienes estamos con los principios que adoptamos seguimos trabajando juntas y organizadas en la defensa y reivindicación de nuestros derechos”, sentenciaron.

Por último, agregaron que “Pan y Rosas y PTR NO formará parte de la Coordinadora por NO estar con los principios que nos rigen, cuyo eje fundamental es la lucha en contra de la violencia, la defensa irrestricta de las mujeres que se atreven a denunciar y la construcción de un espacio colectivo que protegemos y defendemos con ética feminista”. 

Del mismo modo, con la intención de fortalecer la coordinadora, invitaron a las feministas, lesbofeministas, transfeministas y a las diversas mujeres trabajadoras y estudiantes a sumarse al espacio.