Menelaos Apostolou, un profesor asociado de Psicología Evolutiva de la Universidad de Nicosia (Chipre) acaba de publicar un polémico estudio, en el que asegura que las lesbianas han evolucionado como tal porque “a los hombres les excita”. La investigación, en la que colaboran otros académicos de la facultad, se publicó en la revista de divulgación Personality and Individual Differences Journal.

Lo paradójico es que Apostolou se basó en una encuesta online realizada a 1.509 personas, todas heterosexuales. A partir de sus respuestas, el profesor aseguró que el 15% de los hombres que mantienen una relación estable desean que sus parejas tengan una cita sexual con otras mujeres. La cifra aumenta hasta el 30% en los hombres que llevan poco tiempo en esa relación.

En tanto, las mujeres que participaron del estudio señalaron que no desean que sus compañeros sentimentales tengan encuentros con otros hombres, según consigna El País.

En sus conclusiones, el psicólogo asegura que las lesbianas no se coquetean entre ellas porque lo deseen, sino porque saben que a los hombres les excita. De esta forma, los atraen y predisponen para el apareamiento, según el análisis de Apostolou, lo que sería el motor evolutivo del lesbianismo.

En la comunidad LGBTI han cuestionado la afirmación, destacando el hecho de que el estudio no cuenta con la postura de ninguna persona homosexual. Además, la psicóloga de la Universidad de Portsmouth, Diana Fleischman, manifestó que el trabajo ignora numerosas hipótesis y que las conclusiones no se basan en ninguna evidencia. 

La especialista apuntó a “la gran influencia cultural del porno en los hombres, propensos a establecer asociaciones a través de los clásicos condicionamientos de estimulación sexual”. Por su parte, el psicólogo respondió que se trata de “mecanismos que han sido seleccionados para servir a un propósito: fomentar la reproducción. Según mi punto de vista, son expresiones de viejos mecanismos adquiridos”.