El portero Claudio Bravo será el gran ausente en el debut de la Selección Chilena en la Copa Confederaciones, que se enfrentará el domingo ante Camerún, desde las 14 horas en Moscú.

En medio de numerosos exámenes, el capitán no pudo superar las molestias tras el desgarro que sufrió en los minutos finales de la Premier League, jugando por el Manchester City, situación que también lo alejó de los encuentros amistosos previos a Rusia.

El cuerpo médico de La Roja confirmó los temores de la hinchada: “El jugador Claudio Bravo se realizó un control con exámenes de resonancia magnética y ecografía, los cuales demostraron que su lesión en el gemelo izquierdo ha tenido una evolución favorable y la integración a la práctica deportiva normal dependerá de la evolución que presente el deportista”, sentenciaron.

Además, agregaron que “el jugador queda descartado para el partido de este domingo 18 de junio ante Camerún”. Por ahora, se espera que Bravo pueda mejorar para participar de los duelos de Chile frente a Alemania y Australia.

Su más seguro reemplazo es Johnny Herrera, meta de Universidad de Chile, quien se mantuvo en el pórtico nacional en los partidos frente a Burkina Faso, Rusia y Rumania.