El Fondo de las Naciones para la Infancia (UNICEF) expresó su preocupación por los hechos que afectaron a los niños y niñas de la comunidad de Temucuicui, ubicada en la comuna de Ercilla, el día 14 de junio de 2017.

Cabe recordar que Carabineros ingresó aquel día a la comunidad y utilizó gases lacrimógenos cerca de una escuela donde habían menores de edad

La entidad señaló que es necesario que las instituciones a cargo del control y orden público resguarden y protejan los derechos de los niños, niñas y adolescentes indígenas en todos los procedimientos policiales.

El organismo internacional recordó que el Estado, según la Convención sobre los Derechos del Niño, tiene la obligación de tomar las medidas necesarias para prevenir y detener todas las formas de violencia ejercida en contra de los niños, incluyendo los niños indígenas.

Además, la organización hizo énfasis en que la escuela es un lugar importante en la cotidianidad de los niños. “Es un lugar donde van a aprender, no solo contenidos académicos, sino también sobre formas de relacionarse con otros, de resolver conflictos y de desenvolverse en el mundo. La escuela es un espacio que debe proteger la dignidad de los niños y sus derechos humanos universales. La escuela debe ser un espacio desde donde promover la paz”, expresó la entidad.

Para concluir, Unicef realizó un llamado a todos los sectores involucrados a implementar los debidos protocolos y mecanismos que permitan resguardar y proteger especialmente los derechos de la infancia y la adolescencia en los operativos policiales, por el grave impacto que estas situaciones tienen en sus vidas y les aseguren las condiciones para su pleno desarrollo.