A través de un proyecto del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, una iniciativa mide a través de sensores cuatro parámetros sensibles al interior de una vivienda: temperatura, humedad, ruido y dióxido de carbono. 

Francisco Leiva, líder de eficiencia energética de la Fundación Chile, organismo técnico a cargo de la Red Nacional de Monitoreo de Viviendas (Renam), explica que “esta es una experiencia inédita incluso a nivel mundial, porque en Inglaterra, donde se han hecho más estudios sobre el confort ambiental y calidad del aire al interior de las viviendas, se hacen mediciones muy puntuales y por un corto periodo”.

Según informa La Tercera, el diseño comenzó en 2005 pero en mayo del año pasado arrojó sus primeros resultados: por ejemplo, que el promedio de temperatura interior en Las Condes fue de 18 °C, mientras que en La Pintana fue de 14 °C.

Desde el ministerio aseguran que la temperatura óptima debería variar entre 18 °C y 24 °C, por lo que una vivienda bajo ese estándar tiene una desventaja. La menor temperatura influye en mayores requerimientos energéticos, mayor propensión a enfermedades y más gasto.

En la Región Metropolitana, las comunas de la zona oriente alto alcanzaron 17 °C, mientras que las viviendas de la zona poniente marcaron 15 °C. Con esta información, el Minvu levantará una base de datos con la que piensan realizar estudios para mejorar la construcción de viviendas.

“Si incorporamos criterios de sustentabilidad para generar mayores condiciones térmicas de las viviendas, ya sea elevando las normas en este ámbito o acondicionando térmicamente las construcciones existentes, logramos un mayor nivel de bienestar en la vida de las familias, un menor consumo de energía y disminuimos las emisiones al medioambiente”, sentenció la ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Saball.

El dispositivo se ha instalado en 195 viviendas en tres zonas del país: 140 en Santiago, 45 en Valparaíso y Viña del Mar y 10 en Coyhaique. La red se ampliará este año a Antofagasta y Temuco.

Durante mayo se registraron también datos sobre la humedad relativa. Mientras que en Las Condes, el promedio fue de 54%, en La Pintana alcanzó un 62%. En tanto, las comunas de la zona poniente de la Región Metropolitana están en 70%, mientras que las de la zona oriente alto en 60%.