La polémica implementación del VAR (Video Assistance Referre) en la Copa Confederaciones 2017 ha remecido al mundo del fútbol en los últimos días. Desde catalogarla de convertir a este deporte en un capítulo de Black Mirror hasta calificarla del fin de la esencia misma del fútbol.

El uso de esta tecnología fue duramente criticado, por ejemplo, por Jean Beausejour, quien tras el duelo en que Chile derrotó 2 a 0 a Camerún acusó a la medida de distorsionar el juego. “Faltó el show del entretiempo y que le agregaran dos cuartos más para que fuera fútbol americano”, sentenció.

Pero no bastando con esta criticada implementación -que, por cierto, la FIFA ha calificado de exitosa-, el ente rector del fútbol mundial, en conjunto con la IFAB (International Football Association Board, organización que ha sido la responsable de la mayor parte de los cambios en el fútbol moderno y en 1886 fue la artífice de la unificación de las reglas de este deporte), proponen nuevas modificaciones al juego.

David Ellera, presidente de la International Board, señaló que esto “se trata de una revolución silenciosa destinada a hacer el fútbol aún mejor”. Este organismo, que se reúne dos veces al año, planea modificar nuevamente las normas del balompié con seis nuevos cambios que actualmente se están estudiando.

Estos son los seis cambios al reglamento del fútbol que propone la IFAB:

1. Partidos de 60 minutos: jugar con dos tiempos de 30 minutos de juego efectivo. El reloj se detiene cuando hay interrupciones.
2. Cambios en los tiros de esquina y en los tiros libres: el jugador podría volver a tocar el balón o conducirlo sin que otro compañero la toque.
3. Faltas en movimiento: los tiros libres se podrían llevar a cabo con el balón en movimiento.
4. No habrá tiempo de prolongación: el final de cada tiempo sólo se podrá pitar cuando la pelota esté fuera del terreno de juego como sucede en el rugby.
5. Pase al arquero, penal: se sancionarían con penal y no con tiro libre indirecto si el arquero toma la pelota con la mano.
6. Gol de castigo: si un jugador evita un gol con la mano, no habrá penal, se concederá el gol automáticamente.

La próxima reunión de la FIFA y el IFAB será en marzo de 2018 y se discutirán estas seis medidas para ver los resultados de las pruebas, que en caso de ser favorables, se implementarán al corto plazo.