Ayer, la Comisión de Constitución del Senado retomó la discusión del proyecto de ley que despenaliza el aborto en casos de riesgo materno, inviabilidad fetal y violación, que cuenta con suma urgencia y se espera se despache este mes a la Cámara.

Luego de un arduo debate, se resolvió que la opinión de los padres no será vinculante ni decisiva en los casos de menores de 14 años que decidan interrumpir su embarazo de acuerdo a alguna de las tres causales que especifica el proyecto. De este modo, el testimonio de los padres será recogido como parte del análisis que se haga de los casos, pero finalmente será un Tribunal de Familia el que, en un plazo no mayor a 48 horas, deberá dar una resolución.

El proyecto establece que las menores de 14 años, además de manifestar su voluntad, deben contar con la autorización de uno de sus padres para llevar a cabo el procedimiento. Sin embargo, en casos de oposición de éstos y de no existir un representante legal, la niña –asistida por un integrante del equipo de salud– podrá solicitar a un juez de familia que revise las razones para su decisión y que el tribunal decida si se puede o no interrumpir el embarazo.

Así, quedará en manos del tribunal resolver la interrupción del embarazo. Sin embargo, por solicitud de los senadores de oposición, se incorporó una indicación que permitirá a los padres presentar su opinión al juez, así como también la versión del equipo médico, y dichos antecedentes serán considerados como insumos para el análisis del caso.

Ante esto, la ministra de la Mujer, Claudia Pascual, dijo: “aquí hay una preocupación en el marco de la protección de la menor, de estar en plena concordancia respecto de las posibilidades de riesgo, maltrato físico o psíquico, desarraigo o abandono”, consigna La Tercera.

Sin embargo, el proyecto no fue votado en su totalidad y sólo se realizaron dos de las cuatro sesiones de la Comisión de Constitución del Senado. El motivo del retraso fue, según informaron los senadores integrantes de dicha comisión, el interés que mostraron los parlamentarios de Chile Vamos por asistir a la misa fúnebre de Guadalupe Piñera, la hermana del ex mandatario, consigna Radio Bio Bio.

El ministro de Justicia, Jaime Campos afirmó que el hecho retrasará sólo un par de días la tramitación de la iniciativa y la discusión será retomada hoy hasta su total despacho. Durante esta jornada, la Comisión continuará debatiendo sobre la objeción de conciencia y  sobre si esta se amplía a las instituciones de salud o sólo al médico que la invoque.