En el suroeste de Inglaterra, una treintena de niños decidieron asistir a clases con falda, a modo de protesta ante lo estricto del reglamento de la institución, que no les permitía ir al colegio con short.

Según consigna El Mostrador, los alumnos de la Academia ISCA en Exeter habían pedido permiso para modificar el uniforme, dadas las altas temperaturas que afectan al país en pleno verano.

De hecho, uno de ellos declaró: “No nos permiten usar shorts pero yo no voy a estar en pantalón largo todo el día, hace bastante calor”. No es la primera vez que esta polémica ocurre en el Reino Unido: Durante 2011, un alumno de una escuela de Cambridge advirtió que no había nada en el reglamento que se los impidiera, así que también asistió con falda a clases. 

Para las autoridades, lo más importante es que los estatutos de la comunidad educativa sean respetados. Sin embargo, los estudiantes esperan que la directora reconsidere la idea de aceptar el short como uniforme escolar

“Reconocemos que los últimos días han sido excepcionalmente calientes y estamos haciendo el máximo esfuerzo para que tanto estudiantes como el plantel se sientan tan cómodos como sea posible”, sentenció la directora Aimee Mitchell.

En tanto, Claire Reeves, apoderada de uno de los estudiantes de la escuela, sentenció que se siente “muy orgullosa de que defiendan sus derechos. La gente siempre está hablando de igualdad de derechos para hombres y mujeres y el uniforme escolar no debería ser una excepción”, cerró.