Una mezcla de frutas liofilizadas de sabor naranja-manzana roja, pera-kiwi, frutilla-membrillo y piña-manzana verde, que ofrece exactamente las mismas propiedades que la fruta fresca y que puede comerse como un suflé, combinar con yogur o incluso si se tiene sed, rehidratar con agua y tomar como un jugo, fue el producto con que los estudiantes, Javiera Yáñez y Andreas Spolmann, ganaron la última versión de la ya tradicional ExpoFeria realizada este 21 de junio.

“A diferencia de las frutas deshidratadas que se comercializan y que pueden perder los pigmentos y vitaminas, con la liofilización, que es el proceso que nosotros utilizamos y que se realiza a bajas temperaturas, -50°, podemos mantener el color, el sabor, los aromas y por sobre todo las vitaminas y antioxidantes de las frutas”, explicó Javiera Yáñez, estudiante de quinto año de Ingeniería en Alimentos.

Según destaca su creadora, la diversidad de formas en que se puede consumir “Kanns” convierte a este snack en un producto “versátil y dirigido a los niños que a veces cuesta que coman fruta”.

Sin sellos, sin azúcar y súper nutritivo, la colación de Yáñez y Spolmann convenció al jurado de esta XIII versión de la ExpoFeria, compuesto por académicos, empresarios del rubro de la alimentación e ingenieros en alimentos, y se quedó con el primer lugar entre los seis equipos competidores de este año.

Propuestas innovadoras

Además de “Kanns”, este año hubo otro cuatros competidores de la ExpoFeria que presentaron proyectos de snacks dulces y saludables, y un quinto equipo que presentó un pack de bebidas naturales con la funcionalidad energizante y relajante.

El segundo lugar del torneo y también el voto popular de los asistentes fue para Chlomega, cereal de quínoa, dulce de soya, alga chlorella y chocolate elaborado por los estudiantes María José Olivares y Jorge Pasmiño. El producto, rico en Omega-3, “ayuda a eliminar toxinas del cuerpo, eliminar metales pesados y oxigenar la sangre”, señaló Pasmiño.

El tercer lugar de la ExpoFeria se lo llevaron las bebidas funcionales Herbal Time hechas a base de yerbas, una para energizar hecha con mate, ginseng y jengibre, y otra para relajar elaborada en base a paciflora, melisa, manzanilla, lavanda y menta. “El sueño a gran escala sería lograr realmente que este tipo de productos empezara a reemplazar a las bebidas carbonatadas estándar”, afirmó Fernando Magaña creador del producto junto a Rafael Bravo.

Los otros productos en carrera fueron el bizcocho a base de harina de linaza y trigo “KingCake”, el dip de dulce de leche de almendras, “Mondky’s Snack”, y las galletas de harina de garbanzo, zapallo y harina de arroz “Legumpkin”.

Tras el cierre de la exposición, Lilian Abugoch, profesora a cargo del curso donde fueron ideados y elaborados los seis proyectos manifestó su satisfacción con el resultado alcanzado. “Los productos resultantes cumplen totalmente con mis expectativas, porque cada uno tiene una creación y un concepto detrás que es interesante, tienes desde las bebidas funcionales, snacks que tienen activos naturales y creaciones de conceptos para bajar los semáforos. Son definitivamente productos innovadores”, afirmó la académica.