“De alguna manera tratamos que (en este disco) no hubiera funk ni soul. Pero yo creo que igual está porque vengo de esa escuela, entonces siento que sí hay giros melódicos. Hay cosas que igual van a estar, imposible que no estén. Había una canción que yo quería grabar un típico bajo funky que a mí me fascina. Llegué al estudio para probar la canción, creo que era Escrito En Tus Manos’ y no, no pasaba nada, sonaba demasiado funky. Me encanta el bajo pero sonaba totalmente pegado a la fuerza”, cuenta David Eidelstein –mejor conocido como el Rulo– acerca de su última producción.

“Vendaval” (2016) es el nombre de su producción más reciente, que fue publicada a fines de noviembre pasado y que también es su primer disco como solista. El trabajo es el resultado de toda una metamorfosis musical por la que pasó el músico, donde se fusionan la cueca brava con el vals peruano, además de algunos pincelazos de soul y árabe.

El álbum ha recibido varios reconocimientos como pertenecer a los 20 mejores discos del 2016 –selección hecha por musicapopular.cl– además de sus cuatro nominaciones a los premios Pulsar 2017 –mejor artista, mejor cantautor, mejor álbum del año y canción del año-.

De Caetano Veloso a Dabid Lynch

En una entrevista con La Rata, Rulo cuenta que descubrir la cueca brava y la música latinoamericana le marcó un antes y un después. Encontró que se podía identificar inmensamente con el mundo de la música y poesía proveniente de nuestra raíz, no en un sentido patriótico, sino que desde un sentido netamente cultural. La idiosincracia de la cueca chilena le encanta y espera que otras personas y músicos puedan descubrir la gracia de ella. “Me encantó descubrir que podía identificarme con música de mi lugar”, cuenta.

Acerca de sus innovaciones en esta producción, explica que “sobre todo quise agregar la guitarra eléctrica. Me encanta el sonido de la guitarra eléctrica como de la chicha peruana; también el sonido con trémolo de las películas de Tarantino o los soundtrack de películas de David Lynch. Yo creo que esa fue la propuesta básica en ese sentido”, y agrega que hubo un gran trabajo de guitarras y que “hay muchas tramas de guitarra que ni siquiera se escuchan tanto”.

Además, cuenta que “fue bacán este proceso, lo disfruté mucho, porque con Cristóbal – el productor- nos dimos el tiempo para juntarnos varias veces a conversar solamente, escuchar las referencias, los temas; tomarnos un café. Él me dijo algo que me hizo mucho sentido, algo como: “Yo creo que tú disco no tiene que ser un disco de valses peruanos, tiene que ser un disco tuyo, donde ocupas el vals peruano”. Y me gustó eso porque tampoco quería que sonara a vals peruano. Entonces claro, empezamos a usar el cajón y la guitarra acústica pero también ocupamos la batería electrónica antigua, la guitarra eléctrica -sonidos más electrónicos- pero igual análogos, ¿cachái? Yo tampoco quería ocupar tantos sonidos electrónicos; los sonidos antiguos me resultan más nobles, me atraen más, me producen una sensación más estimulante que los sonidos VST, que son los sonidos más de computador o programas”.

“(En Vendaval) Me permití jugar. Estaba con la idea más del funk de quedarse en una base todo el rato y que todo tiene que pasar ahí. Y como que le tenía un poco de susto a tantos cambios en la música. Fue bacán porque ahora tengo otra visión de eso, cambió“, reconoce. Además, el músico cuenta que, entre las inspiraciones directas para crear este trabajo, se encuentran Zambo Cavero, Caetano Veloso, la música de películas de David Lynch y la música árabe. 

“Vendaval” además cuenta con un documental que lleva el mismo nombre, que fue realizado por Hemisferio Derecho y Discos Pendiente y que registra la producción del trabajo.

Finalmente, sobre sus planes con Los Tetas, cuenta que planean una celebración por los 20 años de “La Medicina” “porque es el disco que más nos gusta. Pero lo veo más a fin de año porque lo que pasa con Los Tetas es que tenemos listo un disco nuevo y se está demorando un poco sacarlo. Entonces tampoco se puede pasar mucho porque se va a juntar con esto. Pero yo creo que ya el segundo semestre vamos a hacer algo”.