El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ofreció dejar su cargo a disposición “a cambio de la libertad en Venezuela”.

Esto en respuesta a la petición que hizo Nicolás Maduro para que renuncie a la organización “por inmoral” y a modo de condición para evaluar el retorno de su país al organismo, del cual salió hace dos meses.

La declaración también se enmarca tras la reunión de cancilleres de todo el continente como previa a las 47ª Asamblea General, donde la OEA no consiguió consensuar una declaración sobre Venezuela.

“Yo renunciaré a la secretaría general de la OEA cuando se realicen elecciones nacionales libres y transparentes, con observación internacional y sin inhabilitados”, disparó Almagro.

Luego añadió otros dos puntos: “Cuando se libere a todos los presos políticos listados por el Foro Penal Venezolano y se amnistíe a los exiliados”.

El excanciller uruguayo no se detuvo y continuó: “Cuando se reconozcan los plenos poderes a la Asamblea Nacional, cuando se abra un canal humanitario de alimentos y medicamentos para los venezolanos más desprotegidos y cuando se juzgue a todos los asesinos de cada uno de los manifestantes, así como a su cadena de mando“.

“Lamentablemente, son muchas las cosas necesarias para la libertad de Venezuela. Ofrezco mi cargo a cambio de la libertad de Venezuela. Porque nunca vamos a renunciar, jamás renunciaremos hasta tener en nuestras manos la libertad de Venezuela”, subrayó.