Tras la derrota electoral del kirscherismo el 2015 ante el derechista Mauricio Macri, muchos se adelantaron a ponerle la lápida al justicialismo en Argentina. Sin embargo, todo cambió a partir de este sábado.

Según reveló El País, Cristina Fernández de Kirchner confirmó que será candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires en octubre y, de obtener un buen resultado, se convertirá en la líder indiscutible de la oposición de cara a las presidencial del 2019.

En el rotativo español aseguran que Macri se mantiene como uno de los presidentes mejor evaluados de Latinoamérica -su apoyo bordea el 50 por ciento a pesar de la crisis económica- y al frente el peronismo se ha mostrado cada vez más dividido.

Sin embargo, también aseguran que CFK ostenta un respaldo incondicional que bordea el 25 y 30 por ciento, a pesar de los escándalos de corrupción que la han rodeado y que se encuentra en medio de varios procesos judiciales.

El martes ya había realizado una demostración de poder en el Estadio Julio Humberto Grondona -donde oficia como local Arsenal de Sarandí- donde asistieron más de 25 mil personas.