El diputado de Revolución Democrática, Giorgio Jackson, se refirió al proceso de primarias presidenciales que enfrentará el Frente Amplio este fin de semana y adelantó el mecanismo que definirá su apoyo para una eventual segunda vuelta.

“Lo primero es que hay que ganar este fin de semana, hay que ganarle al frío, hay que ganarle a la parrilla futbolística y hay que ganarle a la indiferencia y a la desesperanza. Si es que superamos estas barreras, yo creo que Beatriz tiene todas las condiciones para llegar a noviembre con un posicionamiento suficiente para pasar a segunda vuelta“, advirtió en La Tercera.

Jackson de todos modos fue precavido y subrayó que “si no ocurre, en Revolución Democrática, en una segunda vuelta, vamos a convocar a un plebiscito interno para ver cuáles son las distintas opciones. Libertad de acción, llamar a votar igual pero sin decir por quién, o llamar a votar por un nombre específico”.

“A nivel del Frente Amplio se tendrá que ver cuál es el mecanismo, pero lo que sí podría garantizar es que acá no va a haber una negociación con transacción de cargos. Queremos resolver colectivamente para que el proyecto de Frente Amplio no muera entre noviembre y diciembre, en el caso que no pasemos a segunda vuelta”, aseguró.

Ante el rol que deberán jugar en un nuevo gobierno, ya sea de Alejandro Guillier o Carolina Goic, el legislador sostuvo que “no es el escenario por el que estamos trabajando”, sin embargo puntualizó que llegada esa instancia “tendremos que ver con qué correlación de fuerza contamos en el Parlamento. Obviamente que vamos a tener en consideración todos los aprendizajes del pasado, de las cosas que se pueden hacer y las cosas en las que finalmente terminamos frustrados y con una sensación de amargor”.

Jackson hace referencia a la participación de RD en el Gobierno de Bachelet y puntualizó que les generó frustración que “el gobierno no haya tenido la convicción, la audacia y la fuerza de ordenar las mayorías parlamentarias que tenía en ambas cámaras para poder llevar a delante un proyecto de transformación con las condiciones políticas que estaban dadas“.

También respondió a las acusaciones de que el Frente Amplio no garantiza gobernabilidad y arremetió: “Es muy curioso escuchar a la Nueva Mayoría hablando de gobernabilidad cuando se les quebró el gobierno a mitad de año y no son capaces de aprobar leyes simples teniendo mayoría en ambas cámaras, y sobre todo en una semana donde la aprobación de una ley depende de una relación amorosa entre dos miembros de la propia coalición”.

“Nosotros la gobernabilidad que queremos plantear es una que esté dada por la legitimidad de las acciones en la población, o sea la población tiene que sentir que el gobierno está haciendo cosas legítimas para la mayoría de las personas, sin nunca desmerecer el cuidado que hay que tener con las minorías. Todo eso tendrá que tener un correlato en cómo estamos dispuestos al diálogo con otras fuerzas para aprobar las leyes en el parlamento“, añadió.

Jackson no se cerró a acuerdos parlamentarios, pero precisó que “más que con los partidos, con todos los parlamentarios que se comprometan con los cambios. No hay ninguna coalición, sobre todo si la Nueva Mayoría va dividida en dos listas, que pueda asegurar que va a tener mayoría parlamentaria el próximo gobierno”.

Para las próximas elecciones parlamentarias, Giorgio Jackson sostuvo que “hay cuatro metas. Una, es tener representación en el Senado. Otra es agrandar nuestra plantilla al menos cinco veces, o sea llegar a más de 15 parlamentarios. Una tercera meta es diversificar en términos de género, de apellidos y orígenes. Y por último, que tengamos representación de distintas fuerzas dentro del Frente Amplio”.