Gracias a un proceso de “automatización” en el marco de la Operación Renta 2017, el Servicio de Impuestos Internos (SII) pudo identificar de inmediato a los contribuyentes que no realizaron su declaración de impuestos.

Según informó La Tercera, el SII identificó a 56.639 personas jurídicas y naturales “no declarantes”, cifra de la cual un 99,3% corresponde a empresas.

De esas empresas, 43.283 casos corresponden a microempresas, y su monto de ingresos brutos llegaron a casi un billón de pesos. Las pequeñas empresas que no declararon llegaron a 11.028, con ingresos por $1,6 billón de pesos. Las medianas empresas que no declararon, por otro lado, tenían ingresos por $1,01 billón.

Sin embargo, el mayor monto de ingresos brutos no declarados se ubicaron en las grandes empresas. Se trata de 399 entidades que tenían ingresos por $9,8 billones. El subdirector de Fiscalización del SII, Víctor Villalón, aseguró a La Tercera que esas empresas ya están siendo contactadas para regularizar su situación. Además explicó que parte de esto se debe a grandes empresas que se disolvieron o fusionaron y no declararon sus rentas a través de las continuadoras.

Las multas para los no declarantes, según establece el Código Tributario, parten de un mínimo del 10% de los impuestos, cuando la demora no supere los 5 meses. Desde ese plazo, la multa puede escalar hasta llegar a un 30%, sumado al reajuste del IPC y al impuesto penal del 1,5% por mes o fracción de mes.