De infarto. Así se puede definir el partido que vivieron Portugal y Chile, los campeones de Europa y América respectivamente, en el Kazán Arena, en partido válido por las semifinales de la Copa Confederaciones Rusia 2017.

Tras un sufrido empate 0-0 durante los 120′ (con un penal no cobrado y dos tiros de la Roja en el palo de manera consecutiva), Chile le ganó 3-0 a la escuadra lusa en la definición por penales, con Claudio Bravo como figura tapando tres penales seguidos a Quaresma, Joao Moutinho y Nani. En Chile, los nuestros no fallaron: marcaron Vidal, Aránguiz y Sánchez.

Con este resultado, la escuadra de Pizzi espera a su rival en la final de Copa Confederaciones, el cual saldrá de la otra llave de semifinales que se jugará en el Estadio Olímpico de Sochi entre Alemania y México.

Puro sufrimiento

Fue un duelo entre dos elencos que no quisieron regalar nada. Al inicio del partido Chile tuvo una ocasión clara de Edú Vargas que fue contenida por el arquero Rui Patrício. En los minutos siguientes, Claudio Bravo le tapó una pelota de gol a Cristiano Ronaldo que podría haber cambiado el trámite de las acciones. Si bien Portugal tuvo más la pelota, la Roja -que vistió de blanco- estuvo ordenada y no pasó mayores zozobras en el resto del tiempo.

En el segundo lapso los de Pizzi comenzaron bien, controlando la pelota y atrincherando a los lusos en su área, pero sin el suficiente poder ofensivo como para romper la sólida zaga rival. Pero a la mitad del complemento, los chilenos comenzaron a sentir el desgaste y el equipo de CR7 recuperó la posesión. Sin embargo, ninguno de los dos se hizo daño y así llegaron al alargue.

Luego del 0-0 en los 90′, la prórroga fue puro sufrimiento. Ahí, los chilenos tuvieron dos jugadas que hicieron palpitar los corazones de Putre a Puerto Williams: un clarísimo penal que no fue cobrado a Francisco Silva (¿para qué cresta sirve el VAR entonces?) y un increíble doble palo tras remates de Vidal y Martín Rodríguez. No se pudo celebrar en el tiempo de juego, pero la revancha llegó en la tanda de penales que llevaron a la generación dorada del fútbol chileno a su tercera final consecutiva en tres años.

Revive el frustrante doble palo de Vidal y Rodríguez acá:

Revive la emocionante tanda de penales acá: