El Consejo de Defensa del Estado (CDE) anunció que apelará a la decisión tomada por la Corte de Apelaciones de Santiago, que ordenó restituir a la familia del dictador Augusto Pinochet unos 4,8 millones de dólares y 24 inmuebles embargados, en el marco de una investigación por malversación de caudales públicos, conocido como el “Caso Riggs”.

En un fallo dividido, el tribunal ordenó “devolver los dineros y bienes decomisados a la familia de Augusto Pinochet Ugarte”, por un monto bruto de 4.894.638,1 dólares, después de 13 años. Además, el monto a devolver incluye también 124,5 millones y la restitución de 24 propiedades, 3 vehículos y 7 instrumentos bancarios.

“No es posible mantener dicha retención por encontrarse fallecido el responsable de un eventual delito de malversación”, sentenció el fallo.

Sin embargo, según consignó BioBioChile, el CDE estima que esto es un error, debido a que “el 12 de junio de 2008, presentaron un escrito manifestándose expresamente la voluntad de ‘formalizar, anunciar y hacer reserva de las acciones civiles que correspondan al Estado de Chile en este proceso’, para los fines de impedir precisamente la prescripción civil de las acciones aludidas”.

El organismo argumenta que “se consideró necesario dejar constancia expresa del error de hecho en que incurrió el fallo (…) en el sentido de afirmar la falta de interrupción de la prescripción de las acciones civiles por parte del CDE”.

En consecuencia, el CDE “estima que la fundamentación esgrimida en orden a haber dejado sin efecto el comiso de los bienes incautados, no guarda relación con la omisión que se nos ha imputado, la que no es efectiva”. En la sesión de Consejo Pleno del pasado martes, el Consejo de Defensa del Estado decidió recurrir de casación en contra de la sentencia.