“No hemos sido escuchados por el gobierno. Consideramos que el ministro es una persona equivocada, retrógrada. Nos han engañado, no tenemos una verdadera carrera funcionaria”, había manifestado el director de Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios, Juan Carlos Orellana, cuando la semana pasada alrededor de 50 gendarmes protestaron en las afueras del Ministerio de Justicia.

Esa jornada terminó con al menos veinte detenidos. Sin embargo, esto no amainó las protestas de los funcionarios, que esta mañana se encadenaron en las dependencias del Centro de Justicia.

Las principales preocupaciones de los funcionarios tenían que ver con los pocos avances de las negociaciones entre Gendarmería y el Ministerio de Justicia -con críticas particularmente dirigidas al ministro Jaime Campos-, prácticas antisindicales y fundamentalmente con su marginación del debate de carrera funcionaria.

“Nosotros trabajamos un año para ver el diagnóstico actual de la realidad de Gendarmería en Chile (…) El Ministerio de Justicia mandó a hacer une estudio externo a través de una consultora para ver la problemática de Gendarmería y ahí se retrasó prácticamente en más de un año el proyecto de carrera funcionaria”, dijo Orellana, según consigna Radio Bío Bío. “Hemos sido engañados”, agregó, y no descartó un paro nacional a futuro.

“Pedimos al Gobierno que escuchen a los trabajadores y no trabaje en contra nuestro, eligen a personas que no están en sintonía con el discurso de la Presidenta (Michelle) Bachelet, como el ministro de Justicia”, dijo además Orellana sobre Jaime Campos, agregando que es una persona “bastante matonesca, agresiva y no escucha a los trabajadores”.

Funcionarios de Carabineros fueron a mediar con los funcionarios para que se desbloqueara el paso al Centro de Justicia.