A través de un comunicado, Juan Tracal, Luis Tracal y José Tracal, emitieron la decisión de abandonar la huelga de hambre líquida que empezaron el día 29 de mayo debido a que la Corte de Apelaciones de Temuco falló a su favor en el recurso presentado por el querellante particular de la familia Luchsinger-Mackay ante el Tribunal Constitucional.

El recurso se presentó luego de que la jueza de Garantía a cargo del caso rechazara todas las pruebas presentadas durante la preparación del juicio oral.  

Cabe recordar que el requerimiento preocupaba a los comuneros, debido a que la situación podría haber detenido el desarrollo del caso, lo que hubiera extendido la prisión preventiva. 

Para finalizar, en el comunicado también agradecen “al pueblo mapuche, comunidades en lucha y resistencia, organizaciones sociales, estudiantes que solidarizaron con nosotros y expresaron su descontento, frente a esta justicia racista que esta al servicio de los poderosos, forestales y colonos” señalaron los presos políticos.