La Agrupación de Víctimas de Violencia Policial, juntos a diferentes organizaciones adherentes, hizo entrega a la Presidenta de una carta solicitando se efectué sumario interno desde el Ministerio del Interior y en la institución de Carabineros de Chile, tras golpes y abuso sexual hacia estudiantes secundarios, entre otros procedimientos irregulares.

A juicio de la organización, los hechos acontecidos durante el pasado miércoles 21 de junio, en el contexto de desalojo de estudiantes del Liceo de Aplicación, sumado a las detenciones de niños y jóvenes efectuadas durante la marcha autorizada el mismo día, son inexplicables.

Los testimonios de los estudiantes dan cuenta del abuso policial e incluso existe un caso de abuso sexual de parte de un funcionario en contra de una menor de edad.

En la misiva, dirigida a la presidenta Bachelet, señalan que “durante estos años, la Agrupación de Víctimas de Violencia Policial ha tenido dentro de sus objetivos principales el denunciar estos casos de abusos por parte de Carabineros de Chile que, lamentablemente, son situaciones recurrentes no solo durante días de movilización estudiantil”.

Uno de los hechos más graves, señalan, “fue el que provocó el funcionario de Carabineros Sargento 2° A. Villalobos S. contra un estudiante de sexo masculino, a quien le obligó, bajo coacción, a tocar sus genitales. Lo anterior, en momentos en que no portaba su placa identificatoria, al igual que todo el grupo de carabineros que realizó el procedimiento”.

A juicio de la organización, esta situación revela un delito de abuso sexual, con el agravante de ser cometido por un integrante de las Fuerzas de Orden y Seguridad del Estado.

“Es preciso considerar que Chile ratificó hace más de 20 años la Convención de los Derechos del Niño (CDN) para asegurar que todos los niños, niñas y adolescentes tengan medidas especiales de protección, entre ellas contra el abuso sexual, pero el día mencionado, durante la detención del estudiante él declara: ‘hizo que le tocara el pene'”, sentenciaron.

Por ello, desde la Agrupación exigieron que se realice un sumario a los carabineros que actuaron sin identificación, investigando en específico al policía que obligó al estudiante a tocar sus genitales. Además, solicitaron que “se dé de baja al carabinero autor y sus cómplices, tanto del abuso sexual y los golpes propinados a los estudiantes en el carro policial, antes de ser entregados a la 48° Comisaría”.

La familia del estudiante también interpondrá una acción judicial en contra de Carabineros.