Durante el martes pasado falleció Judy Malinowski, una mujer de 33 años, madre de dos hijos, que vivía en Ohio, Estados Unidos, y que sufrió un cruel ataque de parte de su ex novio mientras discutían.

La agresión ocurrió el 2 de agosto de 2015. Michael Slager, de 41 años, le rocío gasolina y le prendió fuego, luego de que se detuvieran a discutir en una gasolinera. La mujer perdió dos dedos y sus orejas, resultando con el 80% de su cuerpo quemado.

Según consigna BioBioChile, durante su recuperación, Malinowski pasó más de un año internada y fue sometida a más de 52 cirugías.

Su agresor fue sentenciado en noviembre de 2016 a 11 de años de cárcel. Judy no pudo declarar durante el juicio debido a su complejo estado de salud, pero un acuerdo del imputado con la fiscalía dio por terminado el proceso anticipadamente.

Sin embargo, Malinowski alcanzó a contar parte de su testimonio, relatando que durante el ataque, su novio tenía una mirada de “maldad pura. Nunca pensé que un ser humano pudiese ser tan malvado. Él simplemente se quedó ahí parado y no hizo nada”.

El caso ha generado conmoción en Estados Unidos, provocando que los parlamentarios estén impulsando la Ley Judy, que busca aumentar en 6 años las condenas de cárcel para las personas que utilicen acelerantes durante un ataque de fuego contra otro.