Durante esta mañana, Alexis Sánchez y Claudio Bravo ofrecieron una conferencia de prensa, a pocas horas de que Chile dispute la final de la Copa Confederaciones frente a Alemania. En la cita, volvió a insistir con el apoyo que el pueblo y los medios deben a los jugadores en este tipo de instancias.

“Deben sentirse privilegiados de tener a jugadores como nosotros. Disfruten de esta generación, que creo que hay que pararse y aplaudirla”, sentenció el Niño Maravilla, agregando un mensaje directo hacia los medios: “Yo los respeto, les tengo cariño, pero deben disfrutar y valorar a los jugadores de la selección”, destacó.

Alexis estuvo en el centro de las consultas, sobre todo acerca de su futuro y continuidad en el Arsenal, lo que prefirió dejar en el misterio, asegurando que “lo tengo claro, pero no lo puedo decir”. Sin embargo, adelantó que le gustaría jugar en Brasil algún día “porque allá es todo alegría, se pueden hacer bicicletas, látigos, de todo. Algún día me gustaría jugar en Brasil”.

El delantero también reconoció parte de las críticas: “Mi individualismo a veces me puede jugar en contra. Pero sé que necesito a mis compañeros y ellos me necesitan”, dijo.

Al momento de ser consultado sobre los ajustes a realizar en el equipo para recuperar eficacia en la final, Sánchez recordó a Marcelo Bielsa.

“El siempre nos decía que cuando un equipo se genera oportunidades, no hay de qué preocuparse”, sostuvo el goleador históriuco, agregando que los goles han salido, “por lo que debemos tener confianza en los compañeros y centrarnos en el duelo del domingo”.

Por su parte, el arquero Claudio Bravo, descartó que exista una preocupación en el equipo de cara a la final: “Estamos con muchas ganas, queremos dejar un legado y que en un futuro otros jugadores vean lo que se logro y se motiven (…) El miedo lo perdimos hace tiempo, por algo estamos acá“, sentenció el capitán de La Roja.