El dolor tras la derrota de Chile ante Alemania en san Petersburgo es total. Un error del motor del mediocampo nacional, Marcelo Díaz, permitió que el elenco germano marcara el único tanto del partido que impidió que la Roja ganara la Copa Confedereaciones.

Pero si a alguien golpeó más duro que a todos el resultado fue al mismo Marcelo Díaz. El volante no pudo volver a enfocarse en el partido y en el segundo tiempo fue reemplazado por Juan Antonio Pizzi. Tras el pitazo final, “Carepato” se desmoronó, pero ahí estuvieron sus compañeros y los millones de hinchas a lo largo del país que le perdonaron el error y lo respaldaron a morir.

No fue hasta un par de horas que Díaz se explayó finalmente sobre su sensación tras el partido. Mediante un post en su cuenta de Instagram, el jugador agradeció a la gente por el apoyo que le han brindado, al mismo tiempo que relató uno de los episodios más tristes de su vida:

Les contaré una historia: Hace casi 14 años me tocó vivir la situación más dolorosa de mi vida familiar con el fallecimiento de mi querido hermano, hoy casi 14 años después me tocó vivir la situación más dolorosa en el fútbol por un error garrafal que nos perjudicó en la obtención de la Copa Confederaciones, siempre dije que el fútbol no me haría sufrir como aquella vez, pero estaba totalmente equivocado, pero tal como lo hice esa vez, lloraré, lo pasaré muy mal, me sentiré horrible y guardaré una pena por el resto de mi vida, pero lo que tengo más claro es que me debo poner de pie y seguir luchando día a día, porque la vida es así y siempre lo he dicho, la vida es para los valientes y yo me creo uno de ellos, este seguramente será el peor error en mi carrera deportiva pero creo que será el mejor aprendizaje y trabajaré muy duro para pasar este mal momento y corregir lo malo. Agradezco infinitamente el apoyo que me han dado mis compañeros, cuerpo técnico, dirigentes y cada uno de los que integra esta hermosa selección chilena, también a todas aquellas personas que me han escrito y están dejando su huella, pero principalmente a mi familia y amigos, quienes son los incondicionales de siempre…

En seguida, el volante aseguró que no tiene dudas que este episodio lo hará más fuerte, a lo que agregó: “Perdón por mi error y prometo remediarlo tarde o temprano”.

Por último remato con una moraleja: “Caer está permitido, levantarse es obligación. Viva Chile, mierda.

Lee el post completo acá:

Queridos Chilenos, en este momento tan difícil quiero agradecer a cada uno de ustedes por el apoyo que me están brindando, me hacen sentir especial e importante. Les contaré una historia: Hace casi 14 años me tocó vivir la situación más dolorosa de mi vida familiar con el fallecimiento de mi querido hermano, hoy casi 14 años después me tocó vivir la situación más dolorosa en el fútbol por un error garrafal que nos perjudicó en la obtención de la Copa Confederaciones, siempre dije que el fútbol no me haría sufrir como aquella vez, pero estaba totalmente equivocado, pero tal como lo hice esa vez, lloraré, lo pasaré muy mal, me sentiré horrible y guardaré una pena por el resto de mi vida, pero lo que tengo más claro es que me debo poner de pie y seguir luchando día a día, porque la vida es así y siempre lo he dicho, la vida es para los valientes y yo me creo uno de ellos, este seguramente será el peor error en mi carrera deportiva pero creo que será el mejor aprendizaje y trabajaré muy duro para pasar este mal momento y corregir lo malo. Agradezco infinitamente el apoyo que me han dado mis compañeros, cuerpo técnico, dirigentes y cada uno de los que integra esta hermosa selección chilena, también a todas aquellas personas que me han escrito y están dejando su huella, pero principalmente a mi familia y amigos, quienes son los incondicionales de siempre… Esto me hará más fuerte aún y de eso no tengo duda, perdón por mi error y prometo remediarlo tarde o temprano. Pd: caer está permitido, levantarse es obligación. Viva CHILE mierda. Atte: Marcelo Díaz.

Una publicación compartida de Marcelo Diaz (@chelodiaz_21) el