Con una formación 3-4-2-1, la reconocida revista France Football -mismo medio que año a año entrega el Balón de Oro- eligió a la oncena ideal de la recién finalizada Copa Confederaciones Rusia 2017, torneo que otorgó el titulo a la selección alemana, la cual se impuso por 1-0 a Chile en una apretada final que sólo fue desequilibrada por un error en la zaga chilena.

La nómina está encabezada con cinco jugadores del equipo campeón, cuatro del subcampeón y dos del tercer lugar. De este modo, el once ideal está alineado por Claudio Bravo (Chile); Pepe (Portugal), Gary Medel (Chile) y Antonio Rüdiger (Alemania); Ricardo Quaresma (Portugal), Charles Aránguiz (Chile), Arturo Vidal (Chile) y Leon Goretzka (Alemania); Julian Draxler (Alemania), Timo Werner (Alemania) y Lars Stindl (Alemania).

En su sitio web, France Football se refirió a cada integrante de este equipo ideal, resaltando sus características y los méritos que lo llevaron a ser parte de él. A cada uno de los cuatro chilenos les dedicó un par de palabras.

De Claudio Bravo dijeron que más regular que Ter Stegen a lo largo de la competencia, a pesar de no haber jugado los dos primeros partidos en la fase de grupos. También destacaron sus tres penales atajados a Portugal y el mano a mano que salvó ante Goretzka en la final.-

De Gary Medel resaltaron que “devoró a sus oponentes”, su “gran corazón” y que cuando él jugó la Roja solamente recibió dos goles.

De Charles Aránguiz puras alabanzas por la cantidad de kilómetros recorridos por partido y por su alta recuperación de balones. “Tarea gigantesca en el mediocampo”, afirmaron.

De Arturo Vidal afirmaron que es “líder indiscutible” de su selección, destacando su posición de todocampista en la cancha, lo cual le aportaba mucha dinámica al esquema de Pizzi.

Arturo Vidal

Los grandes ausentes de esta lista fueron dos monstruos del fútbol mundial: Cristiano Ronaldo y Alexis Sánchez. Ni para CR7 (quien fue electo mejor jugador del partido en los tres duelos de Portugal en la primera fase) ni para el tocopillano (quien en esta copa se convirtió en el goleador histórico de Chile) hubo espacio entre el tridente ofensivo conformado por Draxler, Werner y Stindl. Todos miembros del indiscutido campeón de la Copa Confederaciones.