Una biografía donde cuenta su vida en lugares tan dispares como San Miguel y Beijing acaba de publicar Eliana Rojas Sánchez (Santiago, 1918), la viuda del escritor Francisco Coloane.

En “Una vejez añosa” (Navegación & Ideas, 2016) se cuenta la historia de una mujer que en los años 30 quiso a luchar a la Guerra Civil Española y trabajó con las prostitutas de San Miguel en los años 50.

“Culto, inteligente, el libro no se deja poner en ningún estante de la biblioteca. ¿Es una biografía? ¿Unas memorias? ¿Un testimonio? Su autora es una joven de 99 años”, escribió recientemente en un comentario el escritor Antonio Gil en el diario Las Últimas Noticias.

“Intenté con este libro refrescar ese pasado personal con la vitalidad que me queda y siento que recuperé una parte de mi vida. Cualquier persona puede escribir sobre su vida, su trabajo, pensar en lo que lo que ha hecho y revivirlo. Mucha gente de nuestra edad se ha olvidado de casi todo su pasado”, señaló la autora recientemente.

Rojas se casó con Coloane en 1944. En el Partido Comunista conoció a Pablo Neruda, el editor Carlos Orellana, el rector de la UTE, Enrique Kirberg, el científico Alejandro Lipschutz y el propio Volodia Teitelboim.

“El odioso golpe de 1973 destruyó a las familias de la gran mayoría de los chilenos, especialmente de la gente de izquierda y a la que, en ese tiempo, eran para mí, como veo en el mundo de hoy, verdaderos progresistas e idealistas en el buen sentido de la palabra”, escribe Rojas en el libro. “No había esa avidez por el dinero y el poder, que lo obliga a una a hacerse la pregunta de mi nieto (Francisco también): ‘¿para qué?'”, es uno de los apartes del libro.

Sobre la dictadura ha dicho que rescata “la solidez de resistir y salir adelante en la gente. Se ha remecido algo del lastre que dejó el dictador. Uno sobrevive con el lastre del pasado. Muchos sobreviven con ese lastre”.

El libro ya agotó la primera edición y lanzó una segunda a mediados de abril.