El joven vocal de mesa Luciano Debrott se transformó en noticia durante la jornada del pasado domingo, luego de negarse a saludar de mano al ex presidente Sebastián Piñera, cuando el candidato llegó a ejercer su derecho a voto a la Escuela República de Alemania, en la comuna de Santiago.

Debrott, estudiante de ingeniería de la Universidad de Santiago, dejó a Piñera con su mano extendida, aunque aclaró a La Cuarta que “igual le dije ‘hola’, no estoy obligado a saludarlo de la mano”. El joven argumentó que el empresario representa una postura neoliberal que no lo identifica.

Sin embargo, el mismo Debrott estuvo en el centro del foco noticioso en 2015, cuando recibió en su rostro el impacto de una bomba lacrimógena disparada por Carabineros, luego de que los uniformados ingresaran a su universidad con Fuerzas Especiales y zorrillos, tal como consigna La Tercera.

El joven estudiante tenía 19 años en ese entonces y fue trasladado por sus propios compañeros a un centro asistencial. En el lugar, se confirmó que había perdido la visión de su ojo derecho producto de los disparos.