Con un sentido homenaje recibieron los hinchas de la selección chilena a Marcelo Díaz, el volante que cometió el error que provocó el gol de Alemania en el partido perdido por la final de la Copa Confederaciones.

“Vamos gran Aduana, Marcelo Díaz”, dice el lienzo con que lo esperaron los hinchas. El jugador del Celta -declarado transferible ayer- había pedido disculpas por su error, emocionado hasta las lágrimas.

“Acá no despreciamos a nadie, cuando ganamos, ganamos todos y cuando no nos va bien, todos somos responsables. No lo vamos a crucificar por esto”, dijo el capitán Claudio Bravo sobre el volante de la Roja.

Mira el homenaje a Díaz acá:

/ 24horas