Un inolvidable momento se vivió hace pocas horas en una de las plazas de Punta Arenas. En la localidad, un joven conocido como “Jimmi” quiso hacer una especial performance, al subir al techo de una patrulla de Carabineros y realizar una coreografía rememorando los movimientos de Michael Jackson.

Ante las risas y sorpresa de la gente, los policías observaban incrédulos la situación, sin decidirse sobre cómo actuar ante el intrépido bailarín. Sin embargo, antes de que pudieran reaccionar, el joven se deslizó con gracia desde la patrulla y terminó su coreografía con una espectacular huida entre aplausos, sin que los uniformados pudieran reaccionar.

Las imágenes del bailarín danzando sobre la patrulla policial se difunden en redes sociales y Jimmi ya se convierte en un nuevo héroe del arte callejero.