Un vehículo perteneciente a la ONG española CitizenGo llamado “el bus de la libertad” comenzará a recorrer las ciudades de Santiago y Valparaíso. La máquina simboliza una campaña internacional en contra de la llamada “ideología de género” en el ámbito escolar y llegará el próximo lunes.

Según consigna El Mercurio, una de las frases que adornan al bus reza “¡dejen a los niños en paz!”, mientras que sus activistas llaman a los padres a no permitir “que manipulen a tus hijos en el colegio”. Los mensajes buscan frenar las iniciativas tomadas en los establecimientos escolares de distintos países en favor de niñas, niños y adolescentes LGBTI.

El vehículo ya recorrido ciudades de España, México, Colombia y Estados Unidos, donde no ha escapado de la polémica y de las críticas de la disidencia sexual, mientras sus activistas argumentan que su mensaje se enmarca en la libertad de expresión.

Luis Losada, director de las campañas de CitizenGo en Chile, argumentó que “‘el bus de la libertad’ es hoy más necesario que nunca. El final del mandato de (la Presidenta) Bachelet parece acelerado en la imposición de esta ideología de género. Queremos sensibilizar a los padres chilenos sobre la gravísima amenaza que supone esta imposición para nuestros hijos”.

Algunas organizaciones, como la ONG Todo Mejora, ya han anticipado su rechazo a la llegada del bus: “En ningún caso un símbolo de libertad ni defensa de la Familia y la Niñez. Una iniciativa que solo incita al odio, ojalá no sea permitida”, escribieron en Twitter.

Por su parte, Isabel Amor, directora de Fundación Iguales, manifestó que acciones como estas “constituyen una amenaza para el desarrollo sano y seguro de nuestros niños, niñas y adolescentes. Buscan invisibilizar la diversidad sexual y de género propia de todo grupo humano, debilitando la comprensión social y personal del desarrollo de las identidades. Es una traición a nuestros jóvenes y a los esfuerzos por disminuir las dramáticas tasas de suicidio adolescente que tenemos en Chile”.

En tanto, desde el Movimiento de Liberación e Integración Homosexual anticiparon que sacarán a la calle su propio “Bus de la Diversidad y el Respeto”, que busca promover la inclusión de las personas LGBTI en el sistema escolar y toda la sociedad.

“Hemos enviado cartas a la Cancillería, al Ministerio de Educación y a la Segegob, solicitando al Ejecutivo que exprese su más férreo rechazo a este campaña se odio emprendida por unos de los grupos más homofóbicos y transfóbicos del mundo y que intenta ilegítimamente interferir en la autonomía de los países”, anticipó Ramón Gómez, presidente del Movilh.