En el marco de la Ley de Inclusión, el pasado 30 de junio terminó el plazo para que los colegios subvencionados notifiquen su decisión de convertirse en recintos particulares pagados en 2018.

Las cifras del Mineduc señalan que hay 77 colegios y 44 jardines que pasarán al sistema privado, lo que considera a más de 50 mil alumnos. En tanto, otros 3.020 establecimientos iniciaron los trámites para convertirse en fundaciones sin fines de lucro o ya obtuvieron esta categoría.

Según consigna La Tercera, en este último grupo se encuentra un millón de estudiantes, de los cuales 290 mil comenzaron a estudiar el año pasado o actual sin costo. Además, 130 mil alumnos dejarán de pagar el próximo año. 

Además, el Mineduc confirmó que se cerrarán 8 colegios y 23 jardines infantiles, algo que la subsecretaria de Educación, Valentina Quiroga, separa de los efectos de la Ley de Inclusión: “Todos los años ocurren cierres”.

El 40% de los establecimientos que decidieron pasar a ser particulares pagados, cobra menos de $50 mil pesos, por lo que desde el Ministerio iniciarán una ronda de reuniones en caso de que quieran reevaluar su decisión.

Del total de 5950 colegios particulares subvencionados, aún queda pendiente la decisión de unos 2.800 recintos. De esta manera, los que no informaron su paso a pagado tendrán que pasar a fundación antes de 31 de diciembre y no pueden pasar a ser pagados en 2018.