El pasado martes, Juan Nelson Jiménez Ninaja y José Luis Díaz Ninaja, dos algueros peruanos que trabajaban en la playa Quebrada Honda, comuna de Tocopilla, terminaron con lesiones graves después de ser atacados con bencina y ser posteriormente incendiados.

En un comunicado, la coordinadora nacional de migrantes condenó esta agresión y otras amenazas que han recibido inmigrantes haitianos en Estación Central. “La violencia xenofóbica es resultado de la discriminación institucional y de los discursos populistas que asociación la inmigración a la delincuencia y que tratan de justificar los problemas y desafíos sociales imputándole a la inmigración estos problemas”, dice.

“La discriminación y la exclusión institucional hacia la población inmigrante, son la base para que ocurran estos hechos de violencia y a la vez les sirven de cubierta para que queden en impunidad”, agrega el comunicado.

La coordinadora, además, pidió una Reforma Migratoria para Chile, asegurando que se requieren cambios “desde las bases institucionales del país”, porque “la realidad de los flujos migratorios hacia Chile así lo exige, para la integración y el bien de todos”.

“Nada de lo anterior merma el cariño y agradecimiento que tenemos al pueblo de Chile, no cambia la solidaridad recibida y por todo no cambia nuestro compromiso a servir a este generoso país. Creemos que en Chile, hoy la patria que nos acoge, es posible dar un gran salto en la integración”, finaliza el comunicado.

Para este domingo, la Coordinadora convocó a una marcha Nacional por la Reforma Migratoria el domingo 9, bajo el lema “La migración es un derecho”. La convocatoria es es para Antofagasta en Plaza Colón, Arica en el Parque Carlos Ibáñez, Valparaíso en la Plaza Victoria y Santiago en Catedral con Bandera.